• +529934122503 / +529931861374 /
  • ventas@zerovirus.mx

Menu

Carro

El carro de compras está vacío. Puedes volver y comenzar a agregar productos.

Blog

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA LIMPIAR, SANITIZAR Y DESINFECTAR?

2020-08-08 17:15:42 UTC

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA LIMPIAR, SANITIZAR Y DESINFECTAR?

Como ya se mencionó anteriormente, estas tres acciones se diferencian muchísimo y es necesario que sigas las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para hacer cada uno correctamente y evitar el covid-19:

LIMPIAR

Limpiar es el proceso por el cual se remueve las impurezas visibles del ambiente tales como el polvo, la tierra, escombros y se organiza el espacio en donde uno se encuentra. Usualmente se utiliza jabón para limpiar la superficie, detergente o incluso solo agua con algún limpiador para eliminar los gérmenes, además que la temperatura del agua y el modo de limpieza aumenta o disminuye esta eficacia.

Por ello, el término de limpiar no implica necesariamente una eliminación exhaustiva de las bacterias o gérmenes, pero si disminuirá sus números y ayudará a que se evite la esparción de microbios infecciosos.

SANITIZAR

Por otro lado, el término de sanitizar normalmente se utilizan en productos ya embotellados y, si cuentan con esta especificación, promete tener cualquier superficie libre de gérmenes que pueden ser dañinos para la salud según los estándares de limpieza. Cabe resaltar que reduce, y no mata, el número y el crecimiento de una bacteria, virus o hongos.

Sanitizar es particularmente importante en la preparación de comida o en áreas donde los gérmenes y hongos puedan causar infecciones estomacales. En estos casos incluso los químicos pueden no ser necesarios porque a altas temperaturas las bacterias mueren por no soportar un calor extremo que se encuentra en las comidas cocidas, en los lavaplatos automáticos o en el limpiador de vapor.

DESINFECTAR

Finalmente, y el más efectivo de todos, el acto de desinfección consiste en matar a los organismos microscópicos (gérmenes, virus, hongos) en las superficies. La desinfección generalmente se logra mediante el uso de productos químicos aprobados por la EPA que matan a los organismos y evitan que se propaguen.

Los artículos también se pueden desinfectar usando luz ultravioleta de longitud de onda corta germicida UV-C, que rompe el ADN de las bacterias y los gérmenes dejándolos incapaces de dañar o reproducirse. Esta es la misma tecnología de luz UV-C utilizada en las salas de cirugía de los hospitales para ayudar a matar las superbacterias.

Lastimosamente, la desinfección no necesariamente elimina la suciedad y los desechos visibles de una superficie y es mucho más eficaz si primero se realiza una limpieza básica para luego utilizar algún desinfectante y complementar la eliminación de virus y bacterias.